Tres días de protestas del personal de limpieza de Son Espases

El personal de limpieza del Hospital de Son Espases ha iniciado el pasado día 14  tres días consecutivos de protestas contra la imposición de cambios sustanciales en las condiciones laborales que han agravado las cargas y ritmos de trabajo.

Hasta el viernes se realizarán concentraciones simultáneas de 10 a 11 horas frente a la entrada de consultas externas de Son Espases y de 10 a 12 horas ante la sede del Ib-Salut

La delegada de limpieza de UGT en Son Espases, Eva Pimpollo, ha asegurado que tras dos meses de la modificación en los turnos de trabajo “ya no podemos más, estamos agotadas física y psicológicamente y vamos con miedo a trabajar”.

Los cambios de los cuadrantes de trabajo se implantaron de manera unilateral por la concesionaria CHUSE en el mes de febrero para cumplir las ratios presenciales de 148,8 personas por día establecidas por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Pimpollo ha afirmado que solo se está cumpliendo la sentencia los sábados y domingos, y no durante el resto de la semana, lo que impide conciliar al personal de limpieza al tener que trabajar todos los fines de semana excepto uno al mes.

“El problema se solucionaría si la empresa realizara más contrataciones, pero no lo ha hecho, y la ampliación de personal para cumplir con los protocolos contra la Covid-19 ha sido totalmente insuficiente”, ha manifestado Pimpollo.

Ha añadido que la “falta de organización” de CHUSE con los turnos de trabajo además de impedir conciliar la vida laboral y personal, tampoco respeta los descansos entre turno y turno los fines de semana, ni los marcados por convenio para entresemana.

Pimpollo también se ha quejado del “abuso” por parte de la empresa de la contratación temporal y parcial, así como de la falta de equipos de protección individual, y ha denunciado que en marzo acabaron su contrato en la limpieza de Son Espases una decena de personas.

Ha indicado que tras varias reuniones del comité con el Ib-Salut y la directora general de Trabajo, la empresa no ha atendido sus reivindicaciones de contratar más personal para resolver la precariedad y estrés laboral de la plantilla.