FeSMC-UGT Illes Balears acuerda una subida salarial del 8,5% en dos años en el convenio de hostelería

El sindicato pacta prorrogar dos años el convenio que regula las condiciones laborales de cerca de 160.000 personas

UGT Illes Balears ha llegado a un principio de acuerdo para prorrogar durante dos años el convenio de hostelería con una subida salarial del 8,5 por ciento y con el compromiso de que se comenzarán a medir las cargas de trabajo en los hoteles y se pondrá en macha un plan de formación.

El pacto se alcanzó con las patronales hoteleras de las Islas y con la mediación del Govern balear.

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT (FeSMC-UGT) ha expresado su deseo de que el resto de organizaciones sindicales y económicas se sumen a un preacuerdo “tan necesario” para el sector.

En concreto, se establece una subida salarial del 5% a partir del 1 de abril de 2023 y del 3,3 % acumulado en 2024. Se aplicará una cláusula de revisión salarial en 2025 de hasta un 1% adicional si el IPC durante los años de vigencia de la prórroga es superior a los incrementos de sueldo pactados.

El secretario general de FeSMC-UGT, José García Relucio, ha manifestado su satisfacción por un pacto que permitirá recuperar poder de adquisitivo a las personas trabajadoras que hacen posible que Balears sea considerado “uno de los mejores destinos turísticos del mundo”.

“Las plantillas necesitan que las subidas salariales queden reflejadas en sus nóminas cuanto antes después de un invierno duro por la inflación y la pérdida de ingresos durante los años de la pandemia. De ahí la urgencia de UGT para llegar a un acuerdo de prórroga de convenio”, ha explicado García Relucio.

Asimismo, el líder sindical se ha congratulado de que se haya aceptado un mecanismo para regular las cargas de trabajo en los establecimientos hoteleros.

“La regulación de las cargas de trabajo es un elemento imprescindible para mejorar la calidad del empleo y la salud de las personas trabajadoras”, ha señalado García Relucio.

Se ha acordado también constituir una comisión tripartita entre sindicatos, patronales y Govern para poner en marcha un plan de formación integral en el sector de la hostelería balear.