UGT firma el XVI Convenio Colectivo de Hostelería

Después de conseguir una subida salarial del 17 % ahora hemos conseguido un 8.5 % en dos años de vigencia lo que supone un 25.5 % de subida salarial acumulada. UGT ha conseguido que las cargas de trabajo de las camareras de pisos sean evaluadas por los comités de salud laboral y los delegados de prevención en cada centro de trabajo. El XVI Convenio también recoge un ambicioso plan de formación que contempla la reglada, dual y la experiencia profesional en el sector.

La Unión General de Trabajadoras y Trabajadores (sindicato con una amplia mayoría en el sector) ha firmado hoy el nuevo convenio colectivo, junto al resto de las organizaciones con representatividad en la mesa negociadora. La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT (FeSMC-UGT) ha celebrado que el preacuerdo de Hostelería acordado por UGT y las Patronales Hoteleras de las cuatro Islas sea “la masa madre” del convenio colectivo de hostelería, acuerdo “inédito” por estar avalado por la totalidad de la representación empresarial y sindical, un consenso que no se había logrado en los convenios de hostelería firmados durante las últimas décadas.

La vigencia del XVI convenio de hostelería será de dos años y afecta a cerca de 160.000 personas del sector turístico de Baleares. Se ratifica la subida salarial del 8,5% en dos años: un 5% a partir de abril de este año y un 3,3% acumulado en 2024. La mayor subida salarial en los convenios de hostelería en España en la actualidad, es una medida justa y necesaria que beneficia a todas las personas trabajadoras del sector.

La cláusula de revisión salarial para frenar la pérdida de poder adquisitivo garantiza que si el 31 de marzo de 2025 el IPC durante los dos años de vigencia del convenio se hará una modificación automática de hasta un 1% adicional de las tablas salariales de esa fecha. Asimismo, UGT ha destacado que, como ya se establecía en el preacuerdo, se comenzarán a medir las cargas de trabajo en los hoteles. Serán las camareras de pisos las primeras a las que se aplicará la evaluación de las cargas y ritmos de trabajo para después extenderse a otros colectivos.

José García Relucio, secretario general de FeSMC-UGT Illes Balears, destaca que se trata de “un excelente convenio apuntalado por el conjunto de la representación de la mesa negociadora, que mejorará el sueldo y la capacidad de compra de las personas trabajadoras y también su salud laboral».